HabieP GMndo tenido la fortuna de descubrir temprano qué es lo que quiere de su vida, sigue creyendo que no tiene lo que se necesita para conseguirlo, pero no es su culpa, sino del existencialismo con el que aprendió a pensar en la carrera de Psicología que terminó con honores pero a regañadientes y de las intelectualidades abstractas que le gusta escribir con pasión y leer con avidez. Escuchó que, según José Emilio Pacheco,” para ser un buen escritor hay que escribir de lo que no se conoce”, y por eso ella escribe principalmente de sí misma, porque no se conoce y porque intenta, desesperadamente, encontrar respuestas a todas sus preguntas y soluciones a todos sus problemas. En plena crisis del cuarto de vida y con ciertas decisiones importantes ya tomadas, trabaja de día en algo que nunca imaginó pero que la hace sentirse profundamente satisfecha  y escribe siempre que lo necesita, o si es quincena de Grosso Modo, lo que pase primero.

Su más reciente publicación