Si mal no recuerdo, fue idea mía comenzar a escribir. En ese momento se lo dije a dos de mis mejores amigos en la vida y emprendimos un viaje solo de ida a comenzar a escribir. El proyecto era ambicioso en ese momento y hoy en día parece más un espacio de autoreflexión.

A mi particularmente me requiere ya de un mayor esfuerzo continuar escribiendo, creo que esto se debe a la falta de práctica. A estar embotado leyendo manuales y calificando inventarios, ese tipo de cosas que a veces he desdeñado pero que son necesarias en mi vida cotidiana.

Si me comparo conmigo mismo de hace 6 años, he cambiado bastante. Ahora soy más tonto, más necio, más duro, pero también me encuentro más satisfecho con mi vida. No es que hace 6 años no lo estuviera, pero he aprendido a dejar pasar muchas cosas que me traen dolor y enfocarme en las que disfruto.

Justo hoy he dado un paso importante a cambiar mis viejas costumbres. Acaba de registrarme en el proceso de admisión para un curso de 3 años en artes plásticas. Si lo tomaré o no, es cosa del destino.

Advertisements